Los niños de ahora…

Ya he comentado en el podcast anterior que publicarí­a una entrada para seguir con el tema del equilibrio entre lo natural y lo correcto para ver si tenemos un buen tema de debate para el próximo número.

Podéis llamarme por skype al usuario jaca101 si queréis grabar algo sobre este tema para publicarlo en el podcast.

Los niños de hoy ya no pueden coger cosas del suelo, no pueden ir en el cajón de una camioneta, no pueden bañarse en un rí­o o una charca, no pueden saltar un seto o vaya, no pueden jugar a polis y cacos, no pueden clavar un clavo, no pueden manipular madera, no pueden usar pegamento, no pueden cortar con cuchillos, no pueden beber cocacola ni agua con gas, no pueden comer gominolas, no pueden jugar a investigar con aparatos eléctricos ni productos quí­micos de casa, no pueden encender el fuego, no pueden usar la cocina, no pueden andar por terrenos no preparados, no pueden cruzar un riachuelo, no pueden salir por la noche ,no pueden ir solos al cine, no pueden comer palomitas, no pueden ir sin gorra, no pueden salir sin abrigo, no pueden hacer cabañas, no pueden ir a pescar, no pueden sostener una vela, no pueden entrar a un bar de fumadores, no pueden comer a deshoras, no pueden ducharse sin pegatinas antideslizantes en la bañera, no se pueden secar con nada que no sea una toalla, no pueden jugar al futbol sin rodilleras y coderas, no pueden ir descalzos ni usar calzado inadecuado para cada situación…

No pueden hacer nada que nosotros con sus edades hemos hecho y repetido miles de veces.

¿Qué les está pasando?

Que no saben sobrevivir ante situaciones adversas como esquivar un perro con la bici, saber lo que pueden o no comer, saber tener cuidado con los enchufes, tener la habilidad de no cortarse pelando una pera, saber nadar y bucear en sitios que no son una piscina, saber sujetarse fuerte, tener equilibrio, tener resistencia y fuerza.
Estos niños no tienen ninguna tolerancia a los agentes contaminantes como humos, quí­mica, etc… no saben poner en marcha un taladro de baterí­as ni saben para que lado se aprieta un tornillo, no tienen punterí­a lanzando una piedra y no saben ni correr.
No tienen tolerancia a las temperaturas y siempre tienen frí­o o calor y se ponen enfermos cada vez que se abre una ventana y encima se tienen que inflar a pastillas porque sus defensas naturales son prácticamente inexistentes.
¿Hasta donde vamos a llegar?

Deja un comentario