Los niños de ahora…

Ya he comentado en el podcast anterior que publicarí­a una entrada para seguir con el tema del equilibrio entre lo natural y lo correcto para ver si tenemos un buen tema de debate para el próximo número.

Podéis llamarme por skype al usuario jaca101 si queréis grabar algo sobre este tema para publicarlo en el podcast.

Los niños de hoy ya no pueden coger cosas del suelo, no pueden ir en el cajón de una camioneta, no pueden bañarse en un rí­o o una charca, no pueden saltar un seto o vaya, no pueden jugar a polis y cacos, no pueden clavar un clavo, no pueden manipular madera, no pueden usar pegamento, no pueden cortar con cuchillos, no pueden beber cocacola ni agua con gas, no pueden comer gominolas, no pueden jugar a investigar con aparatos eléctricos ni productos quí­micos de casa, no pueden encender el fuego, no pueden usar la cocina, no pueden andar por terrenos no preparados, no pueden cruzar un riachuelo, no pueden salir por la noche ,no pueden ir solos al cine, no pueden comer palomitas, no pueden ir sin gorra, no pueden salir sin abrigo, no pueden hacer cabañas, no pueden ir a pescar, no pueden sostener una vela, no pueden entrar a un bar de fumadores, no pueden comer a deshoras, no pueden ducharse sin pegatinas antideslizantes en la bañera, no se pueden secar con nada que no sea una toalla, no pueden jugar al futbol sin rodilleras y coderas, no pueden ir descalzos ni usar calzado inadecuado para cada situación…

No pueden hacer nada que nosotros con sus edades hemos hecho y repetido miles de veces.

¿Qué les está pasando?

Que no saben sobrevivir ante situaciones adversas como esquivar un perro con la bici, saber lo que pueden o no comer, saber tener cuidado con los enchufes, tener la habilidad de no cortarse pelando una pera, saber nadar y bucear en sitios que no son una piscina, saber sujetarse fuerte, tener equilibrio, tener resistencia y fuerza.
Estos niños no tienen ninguna tolerancia a los agentes contaminantes como humos, quí­mica, etc… no saben poner en marcha un taladro de baterí­as ni saben para que lado se aprieta un tornillo, no tienen punterí­a lanzando una piedra y no saben ni correr.
No tienen tolerancia a las temperaturas y siempre tienen frí­o o calor y se ponen enfermos cada vez que se abre una ventana y encima se tienen que inflar a pastillas porque sus defensas naturales son prácticamente inexistentes.
¿Hasta donde vamos a llegar?

RadioCaset Podcast 1.07

Buscando el equilibrio entre lo natural y lo seguro.

Canción-Promo “No soy un tipo normal” del concurso de promos versión extrendida.
Esteban Umerez termina el debate del podcast anterior acerca de la poligamia.
La Aspirante y el Profesor Bacterio en “A qué podcaster le toca pillar hoy”
Promo de Pataca Minuta y RadioCaset dedicado al podcasting.
Finalmente hablamos del tema “Equilibrio entre lo natural y lo seguro”. Publicaré en unos dí­as una entrada de blog comentando el tema para crear un poco de debate.
Promo del podcast Cita con la noche.

Promo 6 de RadioCaset Podcast

Los macs me quieren y se han puesto de acuerdo para hacerme una promo. Tiene mucho aire a Grease.

Mamá, quiero ser podcaster – Promo de Pataca Minuta

Gelical, de Pataca Minuta se ha currado este cacho canción y yo le he echado un cablecillo con la base musical y el sonidito.

Promo 5 de RadioCaset Podcast

Esta promo es la que he desarrollado desde cero para el concurso de promos.

Ya hice una versión de este tema para el tí­tulo “chorizo con nata” pero va a ser que me gusta más como promo para el podcast.

He creado también la canción-promo completa que dura más de 3 minutos y que podréis escuchar en el próximo podcast 1.07 de RadioCaset.

Licencia ColorIuris

Promo004 de RadioCaset Podcast

Hola amigos, Gelical de Pataca Minuta y Rafa Osuna de cabreados me han cantado una promo muy chula. Aquí­ os la dejo para que la pongáis en vuestros podcasts 😉

RadioCaset Podcast 1.06

El hombre como especie polí­gama.

Nacho nos habla de una entrada en su blog, “…luego existo” en la que nos relata su opinión sobre un controvertido tema: “La exclusividad sexual”

Os pondré un poco en antecedentes dejándoos aquí­ en esta entrada del blog con un ser primitivo, el cual vamos a decir que me he encontrado en un lugar jamás pisado por nadie de nosotros. Digamos que le he enseñado a escribir en el ordenador y ya sabe lo que es Internet además de conocer ya, aunque a muy bajos niveles, nuestra cultura y costumbres.

Relato de un hombre primitivo:

Hola, soy un humano primitivo aislado. Lo primero que he aprendido después de conocer que habí­a más gente en mi planeta ha sido a escribir en español, conectarme a Internet y entrar en este blog para comunicarme con vosotros y publicar mi historia.

Yo soy un ser que vive aislado de todo. Vivo en una cueva rodeada de muchos árboles frutales y un entorno en el que abundan diversas especies de animales que también constituyen un buen bocado para mi familia. He aprendido a cocinar con fuego. Que gran invento este del fuego. todo sabe más rico y me permite disfrutar de otros sabores que antes de descubrir esto del internet no conocí­a, sabéis muchas cosas fascinantes. Muchos dí­as me acerco hasta el mar con un recipiente y cojo agua para evaporarla con el fuego y obtengo unas escamas blanquecinas que uso para sazonar los animales que me como después de tostarlos con el fuego.
Soy un ser humano que después de haber aprendido que esa cosa blanca que uso para sazonar los animales comestibles se llama “sal” he visto que vosotros, los de ese sistema que llamáis “sociedad” hacéis cosas muy extrañas que escapan a mis principios como reciente animal bí­pedo que soy.
Habéis decidido que hay que “casarse” con una única persona del sexo opuesto y los demás comportamientos os parecen mal a la mayorí­a de vosotros.
Yo, que pensaba que ver a una hembra por el monte y calzársela era lo correcto…
que el hecho de que una hembra me viera y me cortejase era lo normal…
También hay veces que tengo peleas sangrientas con mis semejantes porque varios queremos tener relaciones con la misma hembra a la cual hemos encontrado al mismo tiempo y ella dice que se quiere liar con el ganador…
todo esto me parecí­a lo correcto.
Veo en Internet que algunos de vosotros a algunas hembras las llamáis algo así­ como… “putas”… pero tienen la diferencia de que ellas miden la fuerza de los hombres por el volumen de un paquete que no es de naturaleza sexual y que hacéis llamar “fajo de billetes” aunque aún no se si es la “puta” la que va a buscar al que tiene un “fajo de esos” más grande o por el contrario es el del fajo grande el que va a buscar a la “puta”. Veo también que hay personas con “fajos de billetes” que no buscan a “putas” pero también se niegan a responder a la llamada de una hembra que les ha otorgado una muestra de atracción porque dicen que están “casados”. Bueno, voy a seguir estudiando vuestro idioma y cultura porque todaví­a tengo muchas dudas de por qué hacéis cosas así­.
Entre vuestro sistema social he encontrado a algunos que hacen cosas como nosotros, tienen relaciones múltiples con semejantes diversos e incluso a veces con alguien del mismo sexo y también con objetos de materiales diversos. A estos individuos los llamáis con gran desprecio cosas como “promiscuos, liberales, maricas, zorras, tortilleras, degenerados, etc…” lo cual quiere decir que yo también soy despreciable para la mayorí­a de vosotros porque hay veces que a falta de hembras me lo hago con un árbol o con otro bicho del campo que me resulte cómodo y se deje… bueno, hay veces que es el bicho el que se lo hace conmigo. Me pasa a menudo con los zorros y canes de por aquí­ y hay veces que también me dejo y mola. Los árboles siempre se dejan, pero son un poco incómodos e irritantes.
También he aprendido que no os gusta nada que vuestros hijos vean vuestros aparatos genitales y les engañáis cuando os preguntan que porqué han nacido. Les regañáis drásticamente cuando intentan ver a gente desnuda haciendo sexo en esa especie de tablón o cajón al que llamáis “televisor” como si fuera algo malo ver algo que los nuestros ya ven en directo desde que son bebés. Podrí­a ser que por esto mismo nuestros bebés no desarrollen complejos ni prejuicios cuando alcanzan el uso de razón.
Veo que tenéis una especie de fenómeno social muy extendido al que llamais “religión” y que os condiciona drásticamente las vidas, lo habéis inventado vosotros pero a su vez os resta capacidad de improvisación porque creéis que si no hacéis lo que os dicen en las iglesias, va a venir un señor enorme y todopoderoso que os va a pegar con su enorme puño de piedra y encima os va a condenar a vivir una dolorosa eternidad en un lugar en llamas llamado “infierno”. Se ve que tenéis miedo a este personaje aun no habiéndolo visto nadie de vosotros nunca. Parece que esta misma entidad es en gran medida la responsable de todo lo que he hacéis. También veo que cada vez sois menos los seguidores de este fenómeno social de las religiones pero aún así­ creéis que sois una especie monógama y os enfadáis con vuestra “pareja” cuando ha tenido un desliz con algo que yo creo que tiene que ver con sus “instintos básicos”.
Bueno, aquí­ me he quedado. Lo de la polí­tica, las modas, la soberbia y el arte lo voy a dejar para más adelante porque todaví­a no lo comprendo. Por favor, sacarme de tantas dudas aquí­ abajo en los comentarios del blog de Jaca101.

Promo de: Canallas Podcast

Pd: Perdonad el sonido porque mi voz (Aunque voy a hablar poco) distorsiona ya que me he pasado en mis niveles de entrada originales y por otro lado el entrevistado habla por un manos libres BlueTooth lo que hace que suene un poco telefónico.

RadioCaset Podcast 1.05

Tema: Las visitas inoportunas.

Hablamos de:

SoundsOK
Visitas inoportunas
Ramoncí­n
Canallas Podcast
Comerme un bocata de chorizo con nata

Música descargada de Jamendo. Alexander Blu – Balkan.


Contrato Coloriuris

Visitas inoportunas, ¿hipocresí­a?

Todo lo que voy a contar es ficticio ya que no tengo perro ni crí­os ni una casa tan vieja.

En ocasiones somos ví­ctimas de una inesperada visita a casa por parte de familiares o “amiguetes” que rara vez nos llaman o se acuerdan de nosotros.

Muchos abogan por la recalcitrante frase: “La familia es lo primero” al puro estilo de El Padrino pero yo defiendo que esto es mentira. Los amigos son lo primero y la familia solo está ahí­ por que “toca”. Los amigos los elijo yo, son amigos porque son gente con criterios sobre la vida parecidos a los mí­os, gente que comparte conmigo algunas aficiones, ideas y que puedo disfrutar con ellos y ellos conmigo de conversaciones ricas en contenido.

La familia solo sabe preguntarte por el estado de tu perro, maleducar a tus hijos haciéndoles cucamonas absurdas, hablarte del frí­o que hace, lo bueno que es su coche nuevo o lo mal que lo pasa en el trabajo y poco más pero lo peor de todo es que te pueden reventar un dí­a completo solo con ese lamentable propósito. Los tí­picos plastas sistemitas* que tienen que tocar la moral diciendo que van a venir a ver tu casa para ver como te ha quedado después de la reforma y así­ poder tener tema de conversación con las siguientes ví­ctimas del próximo domingo.

Ah, ¿que tienes niños?. Pues tu caso es mucho mas grave:

El domingo empezaba prometedor. Te encuentras en la enorme cocina disponiendo de todo el tiempo del mundo para hacer unos cafés y unas bonitas tostadas para todos, tu mujer está viendo una web de nutrición ortomolecular en el mac mini del salón y los niños están a su lado sentados en el suelo intentando resolver el cubo de Rubik que acaban de desordenar. El sol de invierno entra de lado por las ventanas del sur creando una preciosa luz que realza el acogedor ambiente de la preciosa casa de principios del siglo XIX. El silencio reina en las calles de la aldea dejando escuchar de fondo los cencerros de un lejano rebaño de ovejas. Las tostadas están en la mesa del comedor anexo a la cocina e invitas a todos a un tranquilo desayuno en familia pero en este momento suena el teléfono y tu mujer, que aún no ha aprendido a no contestar en este tipo de momentos, lo levanta sin siquiera mirar el remitente en la pantalla del mismo – cariño, son los Wilkinson, que están por el pueblo y vienen para acá a ver a los niños. Estos comienzan a echar pestes por sus pequeñas bocas acordándose de la visita del año pasado y se comen inquietos las tostadas de tres grandes bocados. La mujer cuelga el teléfono y comenta lacónicamente la estupidez que acaba de cometer cuando sorprendentemente suena la vieja campana del portalón del bonito caserí­o. Abres la puerta y te encuentras a los Wilkinson armados con dos terrorí­ficos y maleducados niños que comienzan a corretear por los divanes además de tres perros pequeños de la misma í­ndole. (Juas, que bonito me ha quedado el cuento, ¿no?)

¡SE JODIí“ EL DIA DE DOMINGO SOLO POR UNA LLAMADA!

Te llaman un domingo que empezaba prometedor y te lo destrozan de golpe:
– Hola Manolito, que vamos para allá a ver a los crí­os!
– Pero bueno, cabronazo, y yo que? No preguntas a ver si me apetece que vengáis o si tengo otros planes? – y encima me va a tocar cocinar y malgastar mi comida porque siempre os quedáis como lapas a todo lo que toque mientras yo os hago la corte y el paripé para que penséis que me encuentro a gusto con vosotros en mi casa. Pues no me da la gana, cabrones!. Prefiero destrozar mi dí­a sabático grabando a los niños con la cámara de ví­deo y colgarlo en youtube para que los veáis a que vengáis a tocarme las pelotas – pero no puedo decir esto así­ que les tengo que mentir y decirles que tengo mucho curro y no me pienso mover del ordenador así­ que mejor no vengan hoy porque van a estar solos.

Me jode tener que mentir para evitar hacerles daño, coño! Si es que al final soy hasta buena persona y todo.
Soy bueno porque finalmente no evito que este tipo de visitas me den la murga este domingo para que puedan actualizar sus bases de datos mentales de conocimientos “rosas” y así­ luego puedan ir el siguiente domingo a otra casa a contar a gente que solo conozco de oí­das, detalles sobre mi vida privada, lo suave que está el lomo de mi perro y lo mucho que han crecido mis hijos.

La verdad es que a nosotros no nos apetece ir a ver a los niños de nadie.

¿Conocéis a algún familiar o conocido medianamente lejano que vaya a veros a vosotros en vez de ir a ver a los niños, al perro o la casa? Es decir, os llaman por teléfono y os dicen: Hola, primo Manolito… ¿puedo ir a verte? – ¿sí­?… pues contadlo en los comentarios o mandar audiocorreos a podcast arr0ba radiocaset.com

* Sistemita: Personaje que cree ciegamente en el sistema socio-cultural.

RadioCaset Podcast 1.04

Hoy hablamos de
¿Por qué parece tan difí­cil el exito del podcasting?
Promo de Pataca Minuta
SoundsOK en ¿A qué podcaster le toca pillar hoy?
Al final… nuevo concurso de Pedos y Eructos (Paraló cuando empiece si te da asco) 😉